martes, 15 de enero de 2019

Normas -mínimas- de cortesía en un cruising

Resultado de imagen para cruising gay japanese comic

xxxx
Aquí expongo algunas recomendaciones para quienes os iniciáis en el mundo del cruising:

1) Si os habéis conectado por Grindr o cualquier otra aplicación tratad de llegar a la hora que habéis pautado. Muchos hombres utilizan Grindr porque les parece más fácil escapar de sus esposas y cuadrar una cita para un encuentro sexual. Si no vais a llegar a tiempo hacedlo saber a la persona con la que habéis quedado, es probable que luego no pueda esperaros o que quizás esté más disponible.
X
2) Si queréis el culo os coman, mantenedlo limpio. Muchos tíos son pasivos y aprovechan los encuentros fortuitos para que les den por culo, pero a veces los encuentros se producen entre horarios de oficina. Aquí es donde es recomendable ir a una sauna a follar. Podéis limpiaros el culete con calma y tener una adecuada higiene. Si no os sentís aseado hacedlo saber, ya vuestra pareja tomará la decisión si se desea arriesgar o no.
X
3) Evitad hablar demasiado. Es bueno intercambiar algunas palabras antes y después del sexo, pero la mayoría quiere descargar algún pajazo o alguna mamada entre dos. Si habláis mucho, alguno de los dos podrá desesperarse y decidir buscar a otra ‘victima’.
X
4) Evitad la halitosis. Dice la Wikipedia: “La halitosis es un signo clínico caracterizado por mal aliento u olor bucal desagradable. Generalmente está provocada por bacterias, y afecta al 25 % de la población”. (Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Halitosis)
La mayoría de los tíos con los que he estado son muy orales: quieren mamar, quieren ser mamados y algunos desean besar. No tengo problema en besarme con desconocidos, pero solo lo hago cuando hay mucho morbo y mucha intensidad sexual; además, debe gustarme el tío en cuestión. No hay nada más desagradable que cuando te buscan la boca recibes un aliento a chorizo, ajo y tortilla de patatas que da asco. ¡Usad enjuagues bucales! ¡Cepillad vuestros dientes! ¡Mantened limpia la boca!
 X
5) Si padecéis una enfermedad de transmisión sexual Y LO SABÉIS, evitad propagar la enfermedad. Sabemos que queréis follar, se trata de proteger al otro. Usad condones, no hagáis sexo oral o no dejéis que os lo hagan si padecen alguna enfermedad. Compartir una buena paja es mejor que un polvo corto que te joda –y le jodas- la vida a otro. La interfaz de los mundos gay y heterosexual debería ser una preocupación en la que todos podamos jugar de forma segura y con la menor infección posible.
X
6) Sed honestos con vuestra experiencia sexual. Si estáis nervioso y habéis tenido poca experiencia sexual avisadle al otro, puede ser que se lo tome a bien y se tome su tiempo para enseñarte el maravilloso mundo del intercambio sexual.
X
7) No seáis insistentes. Si estáis con alguien no lo obliguéis a hacer cosas que no desea. Por ejemplo, a mí me gusta mamar pollas, no tengo problema en eso, pero no me gusta que me obliguen a mamar cuando no lo deseo y hay tíos que son terriblemente insistentes y hasta se ofenden si uno los rechaza.
X
8) Si vais a rechazar al otro sed gentiles. Con retirar delicadamente la mano o un breve “No quiero, gracias” es suficiente. No estáis obligados a follar con todo el mundo, tenéis derecho a elegir con quién queréis estar, pero debéis tratar de ser educados al momento de rechazar, no se trata de herir susceptibilidades.
X
9) Si sois de los que gusta del sexo anal como pasivo y/o activo, aquí algunos consejos más: Si sois anal-activo por favor, mantened vuestros dedos con las uñas bien cortitas y romas, es muy incómodo para el pasivo-anal sentir los rasgos duros de las uñas. Si sois anal-pasivo, mantened el culo lo más limpio posible y si podéis lubricarlo mejor, un culo bien lubricado ayuda a ahorrar tiempo en los placeres anales.
X

Estos son algunos consejos que os puedo dar. Recordad, la práctica hace al maestro.



Resultado de imagen para cruising gay japanese comic


martes, 1 de enero de 2019

Anal Sex / Sexo anal






Durante años el sexo anal ha sido considerado algo sucio, nefasto, pecaminoso y antihigiénico. Yo estoy de acuerdo solo con esto último. A raíz de algunos comentarios que he recibido por correo privado he decido escribir sobre algunas recomendaciones de cómo practicar el sexo anal con higiene y seguridad.
X
Existen millones de páginas sobre cómo prácticar el sexo anal, aquí os pongo algunas de ellas:







X
X
X
X


Es importante saber que si se desea prácticar el sexo anal con alguna tía eso podrá ser una misión casi imposible.
X
X
X
Aquí algunas de mis recomendaciones.
X
Si deseáis ser pasivos:

1.      Podéis prácticar introduciendo en tu ano dildos de distintos tamaños. Podéis comenzar con un dildo pequeño y gradualmente ir introduciendo algunos más grandes. Recordad: el esfínter es un músculo y como tal podéis entrenarlo, pero ¡cuidado! ¡No debéis forzarlo introduciendo objetos grandes y/o puntiagudos!
2.      Usad mucho, pero mucho lubricante.
3.      Elige uno o dos días a la semana para que te masturbes y vayas introduciendo los dildos en tu ano, la práctica hace la perfección y unas buenas pajas ayudan a ello.
4.      Usa exclusivamente lubricantes a base de agua, ¡siempre, siempre a base de agua! Son más higiénicos y sobre todo no dañan la goma en caso de penetraciones con tíos.
5.      Practica distintas posiciones y busca cuál es la más cómoda. En mis primeras folladas como pasivo me gustaba que me penetraran estando yo en cuatro patitas, una vez que estaba bien follado, me colocaba de frente con las patitas al aire, de esa manera la fornicación cara-a-cara es mucho más amable y suave.
6.      Si te gusta el sexo anal como pasivo, procura mantener el culete bien limpio. Evita “regalos” desagradables…, al menos que sea parte del fetiche.





Si deseáis ser activos:

1.      ¡Paciencia! La primera regla de todo activo que desea reventar ojetes es armarse de paciencia.
2.      Colabora con tu pasivo y trabaja el ojete de ese pobre hombre –o mujer-, hazle una buena mamada  mientras le abres campo con tus dedos.
3.      Usa abundante lubricante.
4.      En mi experiencia, una vez que se han introducido tres dedos el pene ya puede entrar.
5.      ¡Más paciencia! El hecho de que entren tres dedos no quiere decir que entre tu polla.
6.      Deja que tu polla entre lentamente.
7.      Usa lubricante a base de agua y procura follar con condón. La ventaja de follar con condón además de ayudar a evitar los contagios de enfermedades de transmisión sexual, ayuda a evitar que producto de las heces se infecte la uretra.

Para ambos:

1.      El sexo anal es divertido pero debéis tener cuidado al practicarlo.
2.      Haz el sexo anal con quien te sientas a gusto, y si es la primera vez que lo vais a practicar procura tener tiempo para preparar el esfínter.
3.      En mi experiencia, he disfrutado más del sexo anal cuando lo he practicado en grupo: varios tíos follándonos a un mismo tío o cuando dos o tres tíos me follan, de esta manera el ojete siempre está presto para devorar pollas.
4.      Si eres hetero y deseas hacerlo con tu novia, recuerda que las tías necesitan más tiempo y preparación psicológica para la follada anal…, son solo prejuicios, pero ¡ánimo que sí se puede!




martes, 18 de diciembre de 2018

Sexual Positions and Others Vicius / De las posiciones sexuales y otros vicios




Me gusta follar indistintamente con tíos y tías. Para mí lo ideal sería follar tres veces por semana: un día con un tío, otro con una tía y la tercera vez con ambos. Esto no es posible, por lo menos no para mí. Se me hace más fácil follar con tíos porque las saunas y los bares de sexo que hay en Madrid así lo permiten, además, a nivel heterosexual, hay otros tiempos y otros códigos que manejar. En estos días me dio por reflexionar sobre las posiciones sexuales que más me gustan, no son necesariamente las que practico con más frecuencia pues depende del tiempo, disposición, lugar, género y nivel de morbo en el que me encuentre y conseguí datos curiosos. 
X
Por ejemplo, el 69 es una posición que me gusta practicar con tíos. Disfruto mucho de esta posición cuando un macho me come la polla y yo se la como a él. Me gusta cuando tenemos ritmos diferentes: uno se la come más rápido que el otro y cuando los ritmos son irregulares. Me gusta estar arriba y abajo indistintamente en esta posición. No me gusta hacer el 69 con las tías, no me hacen un buen fellatio y termino perdiendo la erección, bien sea que chupen muy suave o muy duro.
X
Con las tías prefiero yo hacerles el sexo oral, me gusta comerles el coño, besar y lamer sus clítoris, mordisquear suavemente sus labios vaginales mientras enloquecen y tocar fuertemente sus pechos.
X
Me gusta indistintamente lamer y besar pezones de tíos y tías.
X
Como activo-hetero y activo-homo mi posición sexual favorita es el misionero, solo que mientras con las tías les toco los pechos, a los tíos me gusta complacerles haciéndoles una buena paja.
X
No me gusta follar a las tías por el culo. Salvo con Montserrat que he tenido una suerte tremenda -le gusta que le follen por culo-, con todas las tías es lo típico: o no les gusta, o les duele y al final es un verdadero calvario follarlas por allí. No es que follarse a un tío por culo sea fácil pero por lo menos están más dispuestos a colaborar.
X
Con las tías suelo pasar el resto de la noche después de la follada. Si es con un chico, pues después de follar, unas palmaditas y si te veo por la calle no me acuerdo, aunque no siempre pasa así, en ocasiones he logrado mantener una “amistad” bonita con algunos, entendiendo por “amistad” que si nos topamos de nuevo en algún club de sexo o sauna podemos repetir.
X
A las tías me gusta follarlas en la cama. Con los tíos he follado de pie, sentado, en sling, en las duchas, ¡hasta una follada hice en la piscina del Octopus! Con los tíos no necesito tanto preámbulo. Con las tías, salvo dos o tres ocasiones –sin pagar-, me he encontrado con largas esperas y procesos de cortejo hasta que acceden a follar.
X
He participado en más orgías de puros hombres que en orgías heterosexuales. De hecho, realmente no he estado en ninguna orgía heterosexual. Una vez le pagué a una prostituta –Isabel- para que me acompañara a un intercambio heterosexual de parejas pero resultó que la pareja swinger que contactamos eran primerizos y pues, no colaboraron tampoco. Isabel se llevó 120 Euros y no pude cumplir mi fantasía. Con los tíos en saunas o clubes homosexuales de sexo es distinto. Cuando hay ambiente de morbo y colaboración suele ser una actividad amena y placentera en la que varios tíos nos comemos los rabos y follamos entre nosotros.
X
Me gusta eyacular sobre las tías: rostro, pecho, vientre, aunque la mayoría con las que he estado no les gusta que me corra en sus caras y menos les gusta tragar la leche. Con los tíos es distinto: ¡hay de todo! Tíos que quieren que te corras sobre ellos en donde sea, que le des tu leche en sus bocas. A mí no me gusta que se corran en mi boca, pero me gusta que se corran sobre mi rostro, pecho, vientre. Al igual que muchos machos, me gusta ver la leche correr.
X
En ambos casos, con tíos y tías uso condón y lubricante. No utilizo popper por restricciones cardíacas, lo he usado en dos o tres ocasiones como pasivo hace mucho tiempo ya, y recuerdo que me gustó, pero he conocido a tíos que no funcionan sin popper y puede ser un verdadero calvario
X
No follo con tíos o tías en mi casa. Sin embargo, con tías cuando la relación se torna “estable”, es decir, nos conocemos de hace tiempo y decidimos ser algo parecido a novios. Ahora estoy con Montserrat y follamos en mi casa casi todos los fines de semana, lo que hace que mi visita a saunas o bares de sexo sea en días de semana.
X
Me gusta que los machos me follen, también me gusta cuando estoy con alguna chica atrevida que le da por hurgar en mi culo. Salvo el caso La Giganta –Ana Gabriela- que habíamos hecho del cambio de roles un hábito, no he tenido mucha oportunidad de que otras tías me follen. Montserrat es 100% pasiva y no le ha dado por trabajarme el culo, lo que hace que necesite satisfacer el lado gay-maricón-anal-pasivo durante la semana.

martes, 4 de diciembre de 2018

Robert Mapplethorpe (2)


Aquí os coloco más fotos de Robert Mapplethorpe. Yo insisto: éste tío tuvo que haber disfrutado mucho de estos chochos, ojetes y pollas. Su propuesta artística está enmarcada en lo que se conoce como metaporno: más allá de la pronografía hay una propuesta artística.
X
Si meterse un dildo por el culo y tomarse una foto es arte, pues creo que he sido un artista toda la vida.
X
¡Que disfrutéis!









martes, 27 de noviembre de 2018

Robert Mapplethorpe


Estando de pasada por New York me tropecé con una exposición de Robert Mapplethorpe. Fotografo y artista neoyorkino a quien no conocía, pese a que es un considerado una figura importante en el mundo de la fotografía. Tiene diversas obras pero las que más me agradan son las del portafolio X, una serie de fotografías en que lo erótico y lo pornográfico se dan la mano, y en el cual se puede apreciar un trabajo de la luz y los contrastes muy agudizados.

Dice la Wikipedia: "célebre por sus fotografías en blanco y negro de gran formato, especialmente flores y desnudos. El contenido sexual de algunos de sus trabajos, calificados de pornografía, generó más de una polémica durante su carrera".

La primera foto de esta serie es un autorretrato de Mapplethorpe donde aparece él mismo con un látigo insertado en su culo.

Sin lugar a dudas este macho sabía como disfrutar de su culo y dejar constancia documentada del mismo.







martes, 13 de noviembre de 2018

Uno se enamora después de que has encontrado la polla de tu vida




“Uno se enamora después de haber encontrado la polla de tu vida, macho”.
X
Me dijo Don Eustaquio después de habernos hecho unas mamadas, unas lamidas y después de pajearnos mutuamente hasta llegar al orgasmo. Yacíamos en la colchoneta de uno de los apartados de la sauna Octupus.
X
“Yo me conseguí con aquel negro de casi dos metros con la polla más grande que jamás había nunca antes visto”, prosiguió. “Supe en ese momento que estábamos hechos el uno para el otro. Te hablo de la polla, tío, eramos la polla y yo, el negro era un monumental complemento que no me molestaba, pero yo quería esa polla. Era grande, enorme, yo creo que era de unos cuarenta centímetros de envergadura, ¡no te exagero! Era inmensa, de cuerpo duro y firme. La punta del glande estaba correctamente proporcionada con todo el tallo, además el capullo rosáceo contrastaba de singular manera con el negro oscuro del rabo. Bolas rasuradas que casi se convertían en nada cuando la polla estaba erecta… ¡Y la leche! ¡Qué lefazos macho! Tenía la fuerza de cien mil bueyes. Cuando se corrió por primera vez le pedí que me diera su lechita caliente en la cara, y macho, ¡vaya que dolía! ¡Conté siete chorros duros, calientes y fuertes que iban directo a mi cara! ¡Tuve moretones por casi una semana! Me costó convencer a la parienta que los moretones en la mejilla eran que de seguro me había golpeado dormido…, ¡no te rías macho! ¡En serio, me enamoré de esa polla! Me la volví a tropezar dos días después, en la misma sauna, fue allí cuando decidí que esa polla tenía que ser mía…, o quizás, yo de ella. Necesitaba que me follara, que rompiera mi culo, que en dos me partiera. ¡Y tenía que ser a pelo! ¡No había condón hecho para ese tamaño de polla! Le dí una buena mamada y en cuestión de segundos ya tenía ese monstruo frente a mí. Me puse en cuatro patítas y  respiré hondo, tenía una mezcla de sentimientos y emociones, por un lado, tenía muchas ganas que me rompiera el culo, pero por otras temía salir vivo de aquel encuentro pero con el culo desgarrado. Quería sentir el chorro de semen de semejante polla dentro de mí, pero también tenía miedo de que me contagiara de SIDA, una polla como esa no puede usar condón, por lo que se ve obligado a romper culos y explorar agujeros a pelo, sin ningún tipo de protección posible”. ¿Y qué pasó? Le pregunté. “Pues que me folló macho. ¡Me reventó el culo! Y eso que apenas se movió. Yo relajé mis esfínteres hasta más no poder e inhale un pote de Popper completo. ¡Maaacho! ¡Ví el cielo, las estrellas, el cosmos! Sentí como la polla me tocaba el pecho y solo esperaba a sentir los lefazos! Cuando el tío se corrío sentí como su semen me golpeaba la garganta. Una cosa que no había sentido jamás. Depués mientras se corría el tío buscó mi boca para chuparme la garganta, en ese momento le ví por primera vez la cara al dueño de esa enorme y hermosa polla. Era un negro de mierda que si me lo encontraba por la calle yo me cambiaba de cera. Tenía una enorme cicatriz en la mejilla izquierda, dientes separados y desiguales. Ojos pequeños y mirada de macarra que daba miedo. Ya no podía hacer nada. Me tenía en sus manos…, o con su polla. Después de correrse se separó de mí. Yo quería correrme y compartir mi humilde corrida con el macho, pero apenas se corrió, se separó de mí. Se masturbó un par de veces para sacar los últimos rastros de semen que le quedaba y se marchó. No me dijo nada. Desde entonces no lo he vuelto a ver y no me he tropezado con otra polla semejante”.
X

_¡Gran historia tío! –dije- ¿Por qué no me haces una mamada y te follo de nuevo? –le comenté, e inmediatamente el tío se dio a la faena mientras yo trataba de imaginar cómo sería ser follado por semejante bestia.

martes, 30 de octubre de 2018

Sobrino Maricón


Hacía dos años que no veía a mi sobrino, el hijo de mi hermana. Cada año nos encontrábamos en las vacaciones de verano en la sierra. En uno de esos años yo me quedé en Barcelona y no me apeteció veranear con la familia, al año siguiente, fue mi sobrino con su hermana pero por razones de logística no coincidimos. Así que mi sobrino había decidido visitar por dos semanas a su tío en Madrid, es decir, a mí.
X
El verano que yo no fui mi sobrino había decidido salir del closet y decirle a toda la familia que era gay. Eso no me molestó. Y de hecho, mi madre, su abuela, lo tomó con mucha calma y le dijo "está bien, Luis Carlos, ya se te pasará". No pasó a mayores. Admiraba la actitud de un chaval de 17 años de asumir su sexualidad sin complejos. En mi caso, yo había decidido permanecer en el closet. Cuando se es bisexual abiertamente, suele ser difícil hallar chicas que quieran liarse con uno. 
X
Cuando recogí a mi sobrino en Atocha me encontré que había crecido, era más alto que yo pero también mucho más plumífero de lo que lo recordaba. Yo había pensado en darle las llaves de casa y dejar que mi sobrino anduviese a sus anchas. Ese finde tenía previsto irme de saunas o a un club de sexo considerando que Montserrat estaría fuera de Madrid. Pero todo cambió con mi sobrino.
X
¡Y no seáis guarros! ¡No me lo follé ni me folló!
X
Una vez en casa, le digo a mi sobrino que durante el fin de semana tendría algunos compromisos de trabajo y que estaba en la libertad de hacer lo que quisiera. ¿Tienes planes?, le pregunté.
X
_ Pienso irme de saunas. Aquí en Madrid está la movida gay. Quizás me de una vuelta por Chueca o visite algún club de "tíos".
X
¡Puff! ¡Ahora sí estaba jodido! ¿A cuál club de sexo iría mi sobrino? ¿Cuál sauna iría? La verdad no me importaba qué hiciese él con su vida, pero tendría que buscar planes alternativos para tener sexo. Me daba mucha vergüenza pensar que me lo pudiese topar en The Ring, o en Firewood. En momentos así es que me da por pensar que lo mejor hubiese sido salir del closet, de esa manera mi sobrino se va para un lado y yo para el otro. Ya sabéis, para no coincidir. Eso de ver como se follan a mi sobrino no me era apetecible.
x
 Tuve que matarme a pajas. Mi sobrino llegaba todas las madrugadas y era gracioso ver su cara al día siguiente de felicidad. La había pasado la mar de bien, no cabía duda. Esas dos semanas no salí, no quería toparme con mi sobrino. Había pensado en irme de cruising a San Fernando o a Casa de Campo, pero el frío y la lluvia en Madrid estaban insoportables. Una de las pocas noches en que mi sobrino no se fue de calle promiscua, yo había decidido abrir Grindr cuando de pronto mi sobrino grita:
X
_¡Maricóooon!
X
Yo salgo con el móvil en la mano y le pregunto a mi sobrino:
X
_¿Pasó algo?
X
_Tío, que he abierto el Grindr, una aplicación de gays y este edificio esta lleno de maricones.
X
¡Menos mal que no puse el Grindr!
X
No pude evitar recordar el video de Kika Lovace, una vez más Kika:


https://www.youtube.com/watch?v=z3exEEH86ek